miércoles, 30 de diciembre de 2015

¿Por qué...?

Tenía un artículo que hacer antes de que acabara este 2015 y aquí está. Si digo algo, lo tengo que cumplir, si no me siento mal conmigo mismo. El artículo viene a ser tres preguntas más o menos interesantes sobre la ciencia. No quería escribir una noticia sin más, quería algo especial ya que va a ser el primer y último artículo de 2015.

¿Por qué?

Es la pregunta por antonomasia de un científico. Los científicos viven con esa pregunta diariamente. Para ser científico hay que ser curioso y querer buscar el porqué de las cosas. Para hacer este artículo he empezado a pensar en el universo y en la vida, y para cada pregunta que me surgía, iba encontrando la respuesta en diversas páginas webs. Al final, me queda esta mini recopilación de preguntas que me parecen interesantes y explicadas de la forma más sencilla que sé hacer. Por supuesto, no han sido solo tres la preguntas surgidas en mi cabeza, pero no podía hacer tampoco un artículo que me llevara mucho tiempo.

¿Por qué no vemos el espacio repleto de estrellas?

Si nos dicen que el Universo está lleno de estrellas en todas las direcciones, ¿no deberíamos ver estrellas llenando todo nuestro campo visual? Pues no, aunque la afirmación es correcta. Es la paradoja de Olbers, que “es la afirmación de que en un universo estático e infinito el cielo nocturno debería ser totalmente brillante sin regiones oscuras o desprovistas de luz”.
Esta paradoja se puede resolver basándonos en dos argumentos. El primero es que el Universo no es infinitamente viejo, tiene 15,000 millones de años y por tanto no nos ha llegado la luz de las estrellas más lejanas. Recordamos que la velocidad de la luz es 300.000km/s. Evidentemente, esa luz que no ha llegado a nosotros no podemos verla aún. Conforme pasara el tiempo, mucho tiempo, se empezarían a ver puntos luminosos hasta cubrir de luz completamente nuestro campo visual.
El otro argumento se basa en el efecto Doppler. Sabemos que se produce un “corrimiento al rojo” cuando la luz se aleja de nosotros, y sabemos que la luz se aleja de nosotros porque el Universo se está expandiendo. Esta distancia que se incrementa produce que la longitud de onda de esa luz se salga del espectro visible, al infrarrojo y más allá, con lo cual se nos hace invisible, aunque la luz esté ahí.
Estas dos razones explican por qué no vemos luz en el espacio en todas las direcciones aunque haya millones de estrellas en todas ellas.


¿Por qué los planetas son esféricos?

La respuesta es concisa, debido a la gravedad. Durante la formación de un planeta, la gravedad atrae la materia y se forma una masa que comienza a juntarse en torno al centro de gravedad (el centro del planeta). ¿Cuál es la manera en que toda la materia esté lo más cerca posible al centro de gravedad? Siendo una esfera. Si un planeta fuera cúbico, la materia que estaría en los “picos” quedaría lejos del centro de gravedad, y esto no ocurre.



¿Por qué no sentimos que la Tierra gira?

Porque el movimiento se produce a velocidad constante. Si hubieras nacido en el interior de un tren que se mueve a velocidad constante, ¿serías capaz de afirmar que eres tú el que se mueve o es el exterior? Seguramente dirías que el exterior se está moviendo porque tú no notas ningún movimiento en el tren (hablamos de un tren que va a velocidad constante y consideramos que no hay baches ni irregularidades en el camino). Solo notamos el movimiento cuando se produce una aceleración en el vehículo. Igual ocurre en un coche, a velocidad constante no notamos nada, pero si pegamos un frenazo sí que lo notamos. Del mismo modo, nosotros vemos que el Sol “se mueve” a lo largo del día, pero no es así. Somos nosotros los que rotamos pero nos es imposible sentir esa rotación, pues desde que estamos aquí, ese movimiento siempre ha sido el mismo.



Como bien sabéis, este año ha sido nulo en cuanto al blog. En mi vida diaria, y por fortuna, tengo física por doquier. Es muy duro también. Para que un científico responda a una de las preguntas anteriores, por más tonta que sea, tiene que haber estudiado mucho. Y en ese proceso estoy. Teniendo tanta física diaria, sinceramente no busco más física en internet. Con lo que tengo me basta. Busco hacer cosas variadas, tocar un instrumento, hacer deporte... Ese es el motivo por el que el blog está “aparcado”. No creáis que he dejado de interesarme por esto, todo lo contrario.

No puedo o no quiero prometer mucho de cara al año 2016. No sé qué tiempo dedicaré a escribir aquí. Lo que sí voy a prometer es seguir luchando diariamente, aunque no se refleje aquí ni vosotros lo veáis, por que este blog siga “existiendo en mi vida”.

De todo corazón, feliz año 2016.
Gracias por leerme.


Daniel Ramos


11 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi queridísimo Daniel:
Ha sido maravilloso leerle y saber que se acordó de mi petición. Lo valoro como no tiene idea. Sé que vivimos muy deprisa, con mil quehaceres diarios que nos enredan y a veces nos marean, y que escribir una entrada con la calidad con la que la hace requiere mucho tiempo, dedicación y esfuerzo. Mil gracias de todo corazón. Sin lugar a dudas, ha merecido la pena la espera. Perdone que no le haya podido felicitar las fiestas este año como suelo hacerlo año tras año. Me pilló en la UCI. Este 2015 está siendo un año demasiado difícil para mí. Termino este 2015 y comienzo 2016 con la enorme satisfacción de leerle, que de corazón me hace muchísima ilusión.
Le deseo un próspero 2016. Que la salud, la ilusión y las ganas de reír nunca le falten, ni esas ganas de seguir compartiendo su bonita afición.
Sólo si fuera posible, dedíqueme un bonito pensamiento para este año nuevo que ya mismo comienza. Me enfrento a una dura “batalla” de la que no sé cómo voy a salir.Confieso que no soy demasiado creyente, pero sí que creo en el poder de la mente y del corazón.
Un fuerte fuerte fuerte abrazo.
Gracias por todo.

Daniel dijo...

Muchísimas gracias, de verdad. Considero un poco sobrevalorado hablar de "la calidad con la que escribo", pues solo intento expresarme en estos temas de la forma más sencilla que sé, pero por supuesto, muchas gracias.
Tampoco tienes que dar las gracias por hacer el artículo porque escribir por que te lo hayan pedido es quizás lo mejor que le puede ocurrir a alguien con un blog. Gracias a ti.

Por supuesto, deseo que seas muy feliz en 2016, que esos problemas se consigan solucionar y recuerda que siempre hay algún motivo por el que sonreír. Desde aquí te mando "fuerza mental", esa que no se puede demostrar mediante ecuaciones, pero, ¿y si existe? Yo por si acaso, te mando.

Un abrazo.
Gracias a ti por tus comentarios que, aunque desde el anonimato, llegan al corazón.

Anónimo dijo...

¡Gracias a usted! No creo que le esté sobrevalorando. Su humildad, su manera de llegar a todos los públicos y saber expresar con lenguaje sencillo aquello que posiblemente no lo sea tanto le da esa valía extraordinaria que hace que destaque por encima de los demás. Es un don y es así. No hace demasiado tiempo leí algo que me encantó. Decía que hay personas mágicas, que se encuentran escondidas por rincones del planeta, disfrazadas de normales y disimulando su especial forma de ser. Procuran comportarse como normales, por eso a veces es tan difícil encontrarlas,pero cuando las descubres, su magia es tan fuerte que te atrapa para siempre. Eso es lo que me sucede con sus preciosas entradas.

Feliz 2016 ¡y no deje de escribir!

Anónimo dijo...

Estimado Daniel. Espero que se encuentre muy bien. Por cuestiones de salud, me encuentro de baja,sin apenas poder moverme y con demasiado tiempo libre. Con lo que me gusta la bici e ir en busca del mar, ahora sólo me queda soñarlo, dibujarlo y bordarlo en lo que consigo recuperarme de nuevo, y créame que todo lo anteriormente mencionado lo hago con más o menos éxito. Devoro libros y cómo no, fiel a su blog, entro en él esperando encontrar algún bonito artículo suyo. Posiblemente esté muy ocupado, pero me encantaría que escribiera algo. Aquí dejo mi petición por si pudiera hacer realidad mi sueño. Como el que pide una canción en la radio, con el mismo romanticismo, le pido un artículo de astronomía en su blog.

Un fuerte abrazo de su fiel lectora.

Anónimo dijo...

¡Ohhh! Me acabo de enterar que hubo lluvia de estrellas Líridas. Impropio de mí que se me pasen estos detallitos, pero así ha sido :-( ¿Lo pudo ver? ¿Lo disfrutó? ¿Algún lindo artículo de los suyos que vaya a publicar próximamente?

Un fuerte abrazo.

Fdo: su fiel lectora.

Anónimo dijo...

Buenos días. Le escribo para pedirle alguna entrada en su blog. Gracias.

Anónimo dijo...

Buen día de domingo Daniel ¿qué tal se encuentra? Sigo entrando con frecuencia en su blog. A menudo siento deseos de escribirle para hacerle ver que sus lectores seguimos al pendiente de usted y de sus interesantes artículos y también es cierto que por no querer parecer pesada me freno en seco por no molestar. Hace unos días estuve en la playa con mi ahijada. Apenas está aprendiendo a leer. Con emoción la puse a leer un trocito de un artículo suyo de su blog. Se encabezonó, y lo leyó enterito a su velocidad de tortuga ... tardó 20 horas pero lo consiguió en lo que yo estaba tumbada en la toalla mirando cómo se movían las nubes y fue cuando pensé ... "uno de estos días tengo que volver a escribirle y contarle lo de mi ahijada" En fin, un fuerte abrazo.
Pd: esta vez no le pido un lindo artículo de los suyos, sólo deseo que se encuentre muy bien y que la vida le sonría.

Anónimo dijo...

Buenos días Daniel, espero que esté bien. Hace algunos meses oí en la tele que el universo posee sonidos, creándose así un vínculo poético entre ciencia y música. Ahora que llega una época del año donde se funde razón, creencia y corazón ¿podría usted escribir en su blog algún artículo relacionado con este tema? Le dejo aquí mi petición navideña de cada año, sólo si se puede.

Aprovecho para felicitarle las fiestas y desearle que la energía de las estrellas le ilumine y acompañe en este 2017.

Un saludo.


Anónimo dijo...

¿Algún artículo a la vista?

Daniel dijo...

De momento no, pero hoy estuve "jugando" un rato a hacer sonar copas con diferentes cantidades de agua y hacer sonar distintos tonos, ya sabes, pasando el dedo por el filo de la copa, y quizás pronto hable del curioso fenómeno de las resonancia.
Gracias por seguir visitando el blog a pesar de su inactividad :)

Anónimo dijo...

Pues esperaremos entonces dicho artículo con ilusión.
Un saludo.